lunes, 3 de octubre de 2011

¿Más libres?

Reproduzco aquí (ya que XL Semanal no considera esta parte de su revista lo suficientemente importante como para publicarla por Internet) la inspirada carta de D.ª Silvia Martínez-Markus, del 11 de septiembre de 2011, sobre la nueva religión que cada vez más gente profesa hoy en día. Como dijo Goethe, «nadie es tan esclavo como quien se cree libre sin serlo».
 

Desde los albores de la humanidad se ha manifestado en el hombre una tendencia innata: la creencia en un ser supremo. En pleno siglo XXI, como personas ilustradas, nos sentimos libres de toda creencia opresora. Pero no hace falta más que abrir una revista o poner la tele para contemplar los nuevos ídolos a los que rendimos pleitesía: el poder, el dinero, la belleza, la moda… Ir mal vestido es un pecado venial, pero en determinados ambientes llegaría a ser mortal y a castigarse con las penas del infierno. De igual modo, la lorza y el michelín son pecados capitales. Con ellos en nuestras caderas no podemos esperar salvación. Adoramos a las modelos de la talla 38, cuyas fotos o ‘estampitas’ observamos con deleite, casi rezando para que un milagro nos haga parecernos a ellas. El ayuno y la abstinencia no han sido superados, sino incrementados en nombre de la estética y la salud. Los cilicios han sido sustituidos por máquinas de gimnasios en los que dejamos la limosna del mes. No rezamos el rosario, contamos calorías. ¿Practicamos la caridad? Sí, recordamos a los demás lo que deben y no deben comer. ¿De verdad somos más libres?

2 comentarios:

Silvia Martinez-Markus dijo...

Hola, soy la autora. ¡Vaya sorpresa me he llevado al encontrar mi carta en tu blog!

El último que apague la luz dijo...

Hola, Silvia:

Me encantó tu carta y creí mi deber intentar difundirla lo más posible.