jueves, 14 de octubre de 2010

Marilyn Young, historiadora (después de la I Guerra del Golfo)


Los EE.UU. pueden destruir las carreteras iraquíes, pero no construir las suyas propias; crear las condiciones para la propagación de epidemias en Irak, pero no ofrecer asistencia sanitaria a millones de estadounidenses. Pueden condenar el trato a la minoría kurda por parte de Irak, pero no ocuparse de las cuestiones raciales internas; dejar a la gente sin hogar en el extranjero, pero no proporcionárselo a los indigentes de aquí; mantener a medio millón de soldados limpios de drogas como parte de una guerra, pero rechazar financiar el tratamiento de millones de drogadictos en casa… Perderemos la guerra después de haberla ganado.

No hay comentarios: